Se nos fue Viti, donde todos iremos

Por Juan Santana.

Cuando es viernes y son las cinco de la tarde del día 3 de Noviembre del 2.017 suena mi móvil con una mala noticia, “Hoy falleció Viti almediodía” y estaba casi enviando una carta al periódico, pero esta supera todas, porque Viti era un amigo de muchas personas, con sus virtudes y sus errores, con algo muy por encima de todas las dimensiones. Cuando él podía daba todo y mucho más por los necesitados, quedándose sin nada o muy poco. Viti estuvo regentando el Restaurante Familiar de El Médano durante muchos años y ahora puedo compartir algo que él no quería que hiciera, pero lo haré, “Muchas personas que les iba mal en la vida por circunstancias personales, que vivian desgraciadamente mal, cada noche pasaban con su taper, porque Viti les daba comida y bebida, incluso los fines de semana, les daba alguna botella de vino, porque él era así”.

Tenía una forma de hablar muy peculiar, con ese toque bondadoso y jamás vi a Viti enfadado y seguramente cogería sus malos ratos, porque no era perfecto. Ahora estará junto a sus familiares y amigos que estarán esperándole para darles un abrazo de bienvenida donde todos iremos, desde Mandy a su padre o al mío y tantos más. Una vez leí que la vida es diferente tras la muerte de un amigo, la vida ya no es igual tras la muerte de un amigo y el duelo al que debemos enfrentarnos requiere de un minucioso proceso de reconstrucción, abrumador y doloroso. Ello se debe a que muchas veces, ese amigo del alma es el único ser al que nos abríamos emocionalmente, con nuestros mutuos secretos y experiencias y con el cual, la realidad era mucho más intensa, enriquecedora y completa. Cada pérdida que nos vemos obligados a afrontar a lo largo de nuestro ciclo vital es única y excepcional. Sabemos, por ejemplo, que nuestros padres nos dejarán algún día, como me dejó el mío el año pasado y que ese vacío será desolador, pero casi nadie está preparado para ello y aún menos para asumir que la fatalidad, el lado oscuro del destino, se pueda llevar a un amigo o a una amiga con la que podemos poner palabras a las ideas más disparatadas de nuestra mente.

Desde este periódico mi más sentido pésame a toda su familia y a los conocidos y amigos que puedan, vayan acompañar a su despedida, porque Viti merece una buena despedida. Un abrazo a todos desde mi tristeza de corazón.

15 Commentarios en "Se nos fue Viti, donde todos iremos"

  1. Mi más sentido pésame para todo el Médano porque todos lo queríamos D.N.P VITI

  2. Mis más sentido pésame a toda la familia y amigos

  3. Descansa en paz Viti , tuve la ocasión de conocerte y fuiste muy buena gente .

  4. Faltan más como tú . Te conocí hace unos 22 años en el salón de mi padre cuando ivas por el tema Colombofilo con Juan Cruz y más gente del gremio y se me quedo grabado muchos recuerdos porque a lo largo del tiempo te cruzaba en lugares por razones que fueran y siempre estabas con tu sonrisa tan peculiar. Hasta siempre Viti .

Deja tu comentario