Con mucho amor, para la Policía de Arona y el pueblo

Por Juan Santana.

El 22 de Junio del año 2.017 cae un jueves y el planeta con aproximadamente siete mil millones de personas, sigue dando vueltas, como cada persona, pero el término “vueltas”, significa experiencias. ¿Cuántas veces hemos dicho o escuchado, tiene o tengo muchas vueltas?. El domingo 25 de Junio, leo la noticia en eldigitalsur del cerramiento de la comisaría de Policía Local de Arona y gracias a Dios, no hubieron gran cantidad de sucesos desagradables o tal vez hubieron miles, pero serán secretos de sumario. Leí que hubo una puñalada por la zona de Los Cristianos, con la suerte de que estaban dos agentes por la zona.

El día 22 de junio, cada persona del planeta estaba en su sitio, hospitales, en carreteras, en bares, playas, viajando, algunos países en guerras, otros con hambrunas, Venezuela dividida entre los que gritan el desastre y otros diciendo que todo es maravilloso, es decir, está demostrado que el mundo es muy grande, pero vamos a centrarnos en el Municipio de Arona, con más de cien mil personas por esta zona, porque la lógica demuestra que todo o casi todo está muy bien.

Las playas con sus bañistas, las calles con paseantes disfrutando la libertad que no tiene precio, los busca vidas intentando vender o comprar cualquier producto y seguimos demostrando que las cosas no están tan mal, ¿Verdad?. Claro que existen personas sufriendo, pero siempre han existido las personas que están bien, mal o regular y estoy totalmente convencido que los pueblos unidos en un 99 % es porque hay una guerra y sin más remedio, cantarán la famosa frase, “El pueblo unido jamás será vencido”.

Hace catorce años, cuando estuve de presidente de una comunidad de vecinos, en un edificio de doce apartamentos, en dos años jamás logré unirnos y aprendí por suerte, que los humanos somos ratas no raza, porque nos mentimos a la más mínima oportunidad. El edificio donde vivía era ilegal, con trapiches de constructora y Ayuntamiento y estuve dando vueltas sufriendo, solucionando papeles y descubro que los propietarios de los dos áticos, habían firmado papeles a escondidas, con aquella empresa constructora, Faca. Aprendí que si los vecinos en un simple edificio con doce apartamentos no hemos sido capaces de unirnos, además de darnos por el c…,  es imposible que un pueblo logre unirse, menos aún se unirá un país donde todos son inteligentes de podemos, socialistas, populares, ciudadanos, republicanos, menganos y el mundo entero jamás será un pueblo unido, ni soñarlo. Trabajar de policía es un marrón, con un sueldo mínimo, cuando tienen que enfrentarse a los gilipollas violentos de turno del día a día.

La policía debería estar preparada físicamente, en el sentido de prácticar artes marciales, porque encontrarán delincuentes sin escrúpulos que hablar no vale, porque son sordos. Una policía que hable idiomas y con un sueldo merecido porque así valdrá la pena enfrentarse por muchos afortunados que llegan a sus trabajos cuando les sale de los cojones, para irse a desayunar y luego a saber que coño estarán haciendo, porque son hijos, primos, sobrimos o amigos de los gobernantes que han ganado y hablando de ganado, el ganado come pienso y cada vez tenemos más ganado, que solo echa estiércol y del chungo.

En la policía igual que en cualquier gremio, siempre existen los falsos, no vamos a decir que son perfectos, pero no es un trabajo como para ignorar sus normas y obligaciones, porque hablamos de cuerpos de seguridad y la seguridad es muy importante y obligatoria en todos los sentidos. Tengo amigos policías de baja, porque les han pegado fuera de servicio y todos sabemos que incluso les han pegado con los mismos uniformes, porque cada día perdemos más el respeto, incluso entre los mismos hermanos de sangre. Hoy lunes, día 26 en la calle Juan XXIII en Los Cristianos, pregunté algunos amigos y conocidos sobre este tema, pero no sabían nada, es decir, no leen la prensa o serán felices.

Gracias por leer y regalarme un poco de tu tiempo leyendo, porque el tiempo, es el tesoro más valioso del ser humano. El tiempo pasa y jamás vuelve. Si lees algo que no comprendas en esta carta, no dudes en leerla veinte veces y si no logras entenderla, eres más ignorante que yo, que soy mucho.

Un saludo.

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*