Manuel de Titsa, no quiere meterse en ese asunto de ir en Primera Clase

Por Juan Santana.

La cara de Manuel demuestra la flipada que tiene cuando escuchaba en la estación de Titsa en Playa de las Américas, el tema de algunos pasajeros, con respecto a buscar firmas, para declarar el primer asiento, como Primera Clase, aunque sea a base de subir el precio del viaje, 10 € más, pero con derecho a agua, zumo o refresco, además un canal para poder escuchar música con cascos. Cuando preguntamos en la Estación a Manuel, porque cuando los conductores conducen no hablan, responde que él no entra en ese disparate y que no trabaja para ganarse el pan, ya que su sueldo es para todo, menos para el pan, porque su mujer, trabaja en una panadería. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Son muchas las discusiones de pasajeros, por sentarse en el asiento de los privilegiados, porque así disfrutan del paisaje, especialmente los turistas y van grabando con sus móviles. No cabe duda, que grabar imágenes de dichos turistas y enviarlas a sus lugares de orígenes, funcionan positivamente como campaña publicitaria para nuestras islas, más que Fitur y gratis. Viajar en Primera Clase es símbolo de poder y estatus social y viajar en clase turista significa proceder de un estrato inferior y resulta que unos pasajeros locos, están intentando buscar la forma, de ponerse en contacto con la dirección de Titsa, a ver si califican el primer asiento, como de Primera Clase, aunque sea pagando una cantidad superior sin problema alguno.

Dicen que la ironía se puede tomar de muchas formas, como “lenguaje figurativo cuyo significado intencional difiere del significado literal” y en este caso, es para fomentar el transporte público y eliminar los atascos, especialmente por los que para comprar el pan, a menos de 100 metros de sus casas, utilizan sus coches. La ironía verbal, es un juego de palabras para exagerar, minimizar o insinuar el significado opuesto de algo y esto es ironía escrita entremezclada con verdades y bromas. La ironía verbal se puede incorporar a todos los tipos de escritura. La mejor forma de hacerlo es ser un poco sarcástico, una buena forma de dejar que tu personalidad se vea en tu escritura, pero nunca olvide, que hay momentos en el que el humor sarcástico es inapropiado o apropiado, según la actitud de la persona. Con esto y un bizcocho, le dejo, que se me escapa la guagua. Gracias Manuel por tu permiso para publicar tu imagen y fomentar, el transporte público.

 

Se el primero en comentar en "Manuel de Titsa, no quiere meterse en ese asunto de ir en Primera Clase"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*