“Los Verdaderos Amigos, Sufren Por Los Motivos Más Sencillos”

Por Juan Santana.

Estimado lector, en la foto adjunta tenemos una madre y un padre maravillosos, que educaron a sus hijos y siento el orgullo, de ser amigo de los dos y no diré sus nombres, saldrán quién revele dichos nombres, con todo el Amor y el Respeto del Mundo. Sus hijos trabajan en el sector de taxi, son excelentes personas, “Amigos de corazón” y Juro por quién quieran, que son dos personas sanas, currantes, con un corazón del tamaño de sus mismos cuerpos. En los Medios de Comunicación, siempre publican personajes de la fanfarria, políticos y muy pocos por ser simplemente los más grandes como personas. Pues deseo que sus hijos y sus conocidos, vean y lean este pequeño homenaje a unos padres, que lucharon durante toda su vida por sus hijos, para verlos crecer sanos y salvos. A sus hijos, les echo de menos, porque estamos en tiempo de organizar y terminar algo muy grande, dónde incluso ellos están colaborando y cuando digo “ellos”, son padres e hijos. ¡Viva la Buena Gente!. “Los Verdaderos Amigos, Sufren Por Los Motivos Más Sencillos y sufro porque hace tiempo que no saludo a muchos amigos, entre ellos, Fran y Félix”

Los que arrastramos la fe, creemos que después de morir hay otra vida que dependerá de cómo hayas vivido mientras respiras y gozas de cualquier forma.  Si has vivido bien, vivirás bien para siempre y si has vivido con mal rollo, vivirás mal para siempre.  A millones de personas educadas con el cristianismo, nos inculcaron las palabras, cielo y infierno, si te portas bien, vamos al cielo o al infierno, si nos portamos mal. Todos en el planeta, hemos escuchado el nombre “Jesús”, que después de 2000 años, muchos seguimos creyendo en sus enseñanzas, con diferentes interpretaciones. Mi opinión, es que Jesús, representa a nuestros padres, que viven y mueren por nosotros, por los hijos, entregando toda su vida intentando que seamos felices o muy felices.

Dicen que Jesucristo es el único ser humano que ha vuelto a la vida después de morir, y no ha partido ni ha vuelto a morir, porque sigue vivo.  Fue tal su sencillez y su inmenso amor a la humanidad, que se quedó para siempre en millones de rincones de el planeta, en nuestros corazones y hasta el momento, no existe Dios ni diablo, capaz de borrar del mapa su nombre, su imagen ni su palabra, con sus mensajes de buen rollo, aunque la humanidad viva al revés. “Ama al prójimo como a ti mismo”, es una frase tan profunda con un mensaje tan brutal, dónde podemos dar caña a los simples fumadores, entre ellos, yo. Cuando un sacerdote fuma, está demostrando de alguna forma, que está incumpliendo este mandamiento, porque cuando no te quieres a ti mismo, pregunto, ¿Quieres a los demás?. Es una pregunta, digna de reflexionar.

Por eso dicen que este hecho inusitado, la iglesia católica le da el reconocimiento que merece a Jesucristo y no vengan los listos con el rollo baboso de los curas pederastas, porque abusadores de niños, inocentes o débiles, sobran en cualquier gremio.  Todo lo que predicó Jesús, todo lo que enseñó, todo lo que dijo, todo lo que pregonó, todas sus parábolas, todos sus milagros, toda su actitud de bondad, si no hubiera resucitado, todo hubiera sido en vano. Hablar de religiones es muy complicado, pero es obligatorio, hacer un reconocimiento a todo un Señor Jesucristo, o a la primera persona que publicó su imagen en la cruz o a quienes escribieron su historia en la Biblia y ¡repito!, es imposible de borrarla del mapa, a no ser que caiga un meteorito y destruya el planeta.  Dicen que Jesús, es el mayor motivador de la historia de la humanidad.  Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, porque el tiempo, es el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Palabra de Yo. A man

 

Se el primero en comentar en "“Los Verdaderos Amigos, Sufren Por Los Motivos Más Sencillos”"

Deja tu comentario