Juan Santana | Te aconsejo que no leas esta carta

Quién advierte no es traidor. Resulta que las noticias nos tienen confundidos con el tema de las mascarillas, porque algunos médicos están convencidos de que son dañinas y otros dicen que tenemos obligación de usarlas.

El tema del virus comienza con aconsejar que compremos mucho papel higiénico, que si los murciélagos son los culpables, que si nivel uno, dos, tres, que si grupos de cuatro, dos o seis, que si terrazas con grupos de cuatro, seis o dos o interiores con un cincuenta o un treinta por ciento. Que si mascarillas FFP2 o que si tenemos que ponernos una mascarilla cada cuatro horas.

En Canarias van jugando con los diferentes niveles en las Islas, mientras vamos sufriendo el tema de las personas que llegan en pateras, Cayucos o embarcaciones. Sumando que «El Ministro de Sanidad Salvador Illa abandona el ministerio para dedicarse de lleno a la campaña catalana», nos demuestra una vez más, que puede ser una mentira todo éste rollo del virus o es un tema secundario.

Si sumamos que cada día tenemos menos trabajo, pero que hasta el momento muchas personas están cobrando sin trabajar, advierto que todo tiene un límite, ¿Que quieres que te diga? Y si la mayoría de la audiencia en Televisión la tiene Sálvame Deluxe porque somos unos noveleros con los culos postrados en los sillones, esperando cómo termina la historia de Kiko Rivera y Isabel Pantoja o la Isla de las Tentaciones, ¿Qué quieres que te diga? Cuando salieron las vacunas, muchos decían que los políticos deben ser los primeros en ponérselas porque no se fían y ahora están quejándose algunos porque se las ponen los primeros…..no hay quien los entienda.

Lo que siempre digo, «Mientras la mayoría esté bien, la minoría tendrá que esperar y ajo y agua». Ya le advertí en el titular que no leyera esta carta, pero si has leído, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del Ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.