Juan Santana | Pepe Bravo, James Brown, Anselmo, Jonay, Manolo y Chimiche

La primera vez que vi a Anselmo fue en el año 1.992 en Chío (Tenerife) cuando estaba con la banda de Enemigos Íntimos, cantando y tocando un tema de James Brown y presumo humildemente que fui acomodador de James Brown en 1.987, un concierto que organizó mi padre en paz descanse. Con el paso del tiempo, nos conocimos personalmente Anselmo y yo en 2.006 y estuve en su casa cuando he conocido a su familia, especialmente a su padre Froilán, ex Alcalde Granadilla, que le pedí me hiciera un resumen de su Vida a puño y letra, que todavía conservo en mi casa, para escribir un libro que ese mismo año publicamos y hay dos en la Biblioteca de la Universidad de La Laguna. Casualidad o Causalidad, que justamente un mes después de escribirme dicho resumen, nos dejó para irse dónde todos iremos cuando el destino nos marque.

Gracias a Anselmo, he conocido muchas personas, hemos compartido muchas historias, conciertos en La Palma y muchos lugares, dónde hemos demostrado que Somos Amigos Auténticos. Esto formó  un Tsunami de Más Amigos y entre ellos están Jonay, Manolo y todos los que estuvimos en el Cumpleaños de Jonay, pero el número uno del día 15 de Febrero del 2.020 en Chimiche, pueblo de Granadilla en el sur de Tenerife fue “Pepe Bravo” un hombre con 90 años y se dice pronto. Pepe Bravo un Auténtico Profesional de la Educación demostrado con el paso del tiempo, porque repetiré siempre que cuando vemos y sentimos a tantos familiares y amigos juntos, la Envidia Sana corre por Nuestras Venas. Y la Envidia Insana También Obviamente.

Había unas cuarenta personas aproximadamente en este cumpleaños de Jonay y absolutamente todos con buen rollo, sonriendo, relajados, felices, cargados de energía positiva, cantando, bailando, comiendo, compartiendo todo lo que estaba en sus manos, mimándonos mutuamente, respetando las formas y no se puede pedir más. Cuando Anselmo llegó con todos sus aparatos de sonido, alguno decía que no hacía falta traer todo esos materiales, pero Anselmo es un Profesional y sin estos aparatos, allí hubiera habido un follón de ruidos imposible de controlar, para eso están dichos inventos, para que siempre esté la voz más alta, que lleva el timón, sino sería una locura. Estimado lector, gracias por regalar un poco de Tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Especialmente gracias a Anselmo y a todos los que este día estaban en Chimiche por ser “Personas”.

Por: Juan Santana.

 

Se el primero en comentar en "Juan Santana | Pepe Bravo, James Brown, Anselmo, Jonay, Manolo y Chimiche"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*