Juan Santana | Gracias a Cañamero en Fuerteventura

Gracias a Santiago Cañamero mi Aloe Vera, está cambiando de color, porque gracias a las redes cuando Santiago vio la foto de la planta en Tenerife , dijo, «Echale agua que tiene color chungo». Pues gracias a Santiago después del gran consejo, cada día está más guapa. Pediré también perdón a la planta por haberla puesto en la azotea y tenerla descuidada.

Después del Coronabicho estamos aprendiendo y descubriendo muchas oportunidades, entre ellas está «Reflexionar».

Tenemos un Presidente en España, que jamás imaginó que tendría a todo un país metido en sus hogares y seguro que estará como la gran mayoría de los habitantes del Planeta Tierra haciéndose la misma pregunta «¿Cuando y cómo acabará esto?.

La última comidilla entre tantas, es el tema del pago de los Autónomos que han anunciado que durante seis meses no pagarán y eso puede tener muchos significados. Podría ser una anestesia para ir advirtiendo que esto durará seis meses por lo pronto y no importa que quieran cobrar siempre, porque si no hay dinero, será bla, bla, bla y ahora tocará decirle el pueblo a los políticos la palabra mágica,»DIÁLOGO».

Ahora muchos empresarios aprenderán que no valía la pena estar enganchado a tener y tener, porque la vida era otra cosa mariposa y por más palos recibidos muchos jamás aprendieron, que la riqueza del ser humano es tener lo justo para Vivir con mayúscula. Como dice la canción, «Tres cosas hay en la Vida, salud, dinero y Amor». Sobre todo Salud y Amor, porque el dinero es una obligación material para poder comprar comida y agua, obviamente vestirnos. Pero el ser humano es tan tolete consumiendo que siente o sentía hasta hoy, la falsa felicidad material pensando que era más que nadie si tenía el mejor coche o mucho dinero. Pues no, la Central Lechera es el cerebro y los Cuerpos Humanos son robots de carne y hueso, manejados por unas neuronas conductoras que nos llevan a decir y actuar cada uno a su manera, según la información adquirida con el paso del tiempo, según dónde, cómo y cuando hayas nacido y crecido. Si no entiendes esto último vuelve a leerlo, que a lo mejor podrás entenderme, no entenderlo.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. De parte del Aloe, gracias a Santiago Cañamero que está en Fuerteventura, por advertirme que le hacía falta agua. Por cierto! la hermana de Santiago fue profesora de música de mi hija en Tenerife. La madre de mi hija es de La Palma y soy de Gran Canaria. La música nos une.

Por: Juan Santana.

 

Se el primero en comentar en "Juan Santana | Gracias a Cañamero en Fuerteventura"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*