Juan Santana | Gracias a Belén Esteban y a Coco

Muchas veces hago un pequeño resumen de los protagonistas, porque éste periódico es leído por personas de diferentes partes del mundo, desde Inglaterra hasta la India, Alemania, Marruecos y otros. Dicho esto, comentarte qué Belén Esteban es una mujer famosa muy popular en España a raíz de su matrimonio con un torero famoso, José Luis Ubrique, aunque actualmente están divorciados.

Belén Esteban muy querida, odiada y envidiada por millones de españoles divididos entre positivos y frustrados, trabaja en un programa de tele 5, Sálvame Deluxe y para los ignorantes qué digan qué no es un trabajo, les recuerdo entonces qué otros trabajan mucho menos. La cuestión es qué estuvo tres meses de confinamiento, porque al ser diabética, es mucho más peligrosa su situación con el tema del contagio por coronavirus. Su actual pareja trabaja con una ambulancia y lógicamente estos  meses habrán sido sufriendo la separación de su amor, pero Dios es grande con Belén Esteban, una mujer que ha vivido su enganche con las drogas y logra salir, puro ejemplo de qué si queremos podemos salir del infierno.

Este pasado sábado día 20 de Junio comenzó nuevamente en Tele 5, pero nos sorprendió a millones de personas porque no dejó títere con cabeza dando caña a los políticos por su mala gestión con el tema de la pandemia y mentalmente ha sido aplaudida y más querida y respetada especialmente por la gente de la calle, comenzando por mí.

Dijo exactamente lo qué la gran mayoría pensamos y el director presentador del programa Jorge Javier, que es un profesional, cayó en la trampa faltando el respeto a Belén con sus gritos, pero hubiera sido mejor que no opinara y más después de dejar claro Jorge Javier  con Pedro Sánchez, Presidente español, que el programa es de rojos y maricones. Todos caemos en la trampa si descontrolamos nuestros impulsos porque nada ni nadie es perfecto. Gracias Belén Esteban por actuar como persona y dejar claro tus pensamientos y no decir lo que los pelotas quieren escuchar.

Aprovecho para presentarte a Coco, un pájaro con suerte que cae en una familia de cinco personas y vive en Güímar, en Tenerife. Tiene un año aproximadamente y cada mañana abren su jaula y va directamente a la habitación de Isabel, una niña con doce años, qué podría ser su madre. Coco se acurruca los últimos minutos de sueño para disfrutar dándole besitos mientras Isabel duerme, pero si fuera por Coco y Isabel dormirían juntos toda la noche, pero podría asfixiarlo sin querer y entonces habría mucho sufrimiento.

Cuando Coco, la ignora por un momento, Isabel llora y Coco parece que siente su sufrimiento, porque enseguida vuela junto a ella y bebe sus lágrimas.

Felicidades a Belén Esteban, a Coco y a los millones de personas, plantas y animales que tienen la suerte de Vivir con mayúsculas, porque Vivir, además de ser un Arte, siempre irá de mano con el factor suerte.

Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Por: Juan Santana.