Juan José otro gladiador de Titsa, trincó a un ladrón de ancianas

Por Juan Santana.

Felicidades a Juan José especialmente, por conseguir el título de gladiador hace años, cuando un ladrón de ancianas en este caso, fue alcanzado por la gran decisión que tuvo el amigo Juan José, en salir corriendo tras el ladrón cuando fue testigo del gran robo. Resulta que estaba dicha señora parada en un atasco típico de Canarias, cuando un ladrón abre el coche porque vería el bolso y sale corriendo, pero Juan José sin pensarlo, sale de su transporte corriendo tras dicho ladrón trincándolo y si desea saber algo más, cuando vaya en la guagua, preguntarle, que bastante les he contado. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo, porque el tiempo, es el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá.

Lo que está claro, es que a ese ladrón, le salió el tiro por la culata, como algunos que han robado rompiendo cristales, llevándose las joyas y relojes con la mala suerte, de habérseles caído su carnet de identidad y lógicamente, la policía se ahorró el curro, ¡Vamos!, que ni miraron las cámaras de seguridad. Pero leí el robo más inútil de la historia, fue cuando el año pasado, en 2018 saltó la alarma en España ante la llegada de la temida avispa asiática. Algunas localidades tomaron medidas en el asunto para tratar de aportar una solución lo antes posible. Una de ellas, como fue el caso de Castro Urdiales consistía en colgar de árboles y cornisas varias trampas para la mencionada avispa. No sabemos si con el fin de utilizarlo para el hogar o cualquier otro beneficio, pero en la localidad no tardaron en desaparecer hasta 60 trampas.

El Ayuntamiento no tardó en salir a la palestra para confirmar que la trampa era completamente inútil pasado un mes desde que se exponía debido a la caducidad de la sustancia. Sin duda, un robo de lo más inútil y en Valencia la Policía Nacional localizó a un ladrón porque se quedó literalmente dormido en la casa asaltada y la familia avisó a la policía tras encontrar indicios de un posible asalto a su chalet, cuando la patrulla entró en el hogar el ladrón seguía durmiendo tan tranquilo en el sofá. Se ve que entrar a robar en una casa es un trabajo de lo más agotador o estaría el pobre muy cansado. Hay infinitos robos frustrados y uno simpático para terminar, fue cuando el hermano de un amigo que es Policía Nacional, hace más de veinte años (ojo), cuando desgraciadamente estaba enganchado a la heroína, robo un cheque al portador de 250 € y tuvo la inteligente ocurrencia de ingresarlo en su misma cuenta. Ditosadios, noganaunopadisgustos.

 

Se el primero en comentar en "Juan José otro gladiador de Titsa, trincó a un ladrón de ancianas"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*