“Sobre el ensayo-novela, I”

Por Jesús Millán Muñoz.

Quizás después de llevar toda la vida realizando obra literaria-filosófica o filosófica-literaria en un género que es un hibrido, que es a partes iguales novela y a partes iguales ensayo y a partes iguales filosofía, quizás, quizás digo yo, tendría que expresar algunas opiniones o ideas más concretas. Quizás para fijar o perfilar un poco mejor el trabajo que he ido realizando durante décadas.

  1. A mi modo de ver, todo género es una forma de observar la realidad, interior y exterior. Y no solo de expresar. Es decir, es una forma o manera de investigación. Y este en concreto de combinar novela-ensayo. Entendiendo novela, la combinación a su vez, de todos los géneros literarios, y entendiendo por ensayo, la combinación de todos los tipos de ensayos y de todos los saberes. Pues diríamos es crear o intentar crear una obra de arte total o total. Porque también se combinarían otras artes plásticas y otras artes.
  2. En definitiva es hablar sobre la obra Cuadernos. Fijándose un poco más en algunas perspectivas. Ya que ésta obra, su intención es conseguir una obra total.
  3. Llegué a este género, la combinación de novela y ensayo, debo confesarlo no copiando a otros autores. Sino desde siempre. Porque es mi forma de percibir el mundo, es decir unir todos los aspectos posibles del mundo, vistos desde todos los puntos de vista posibles. Así es como entiendo el mundo… Y así es como lo expreso. Pago un precio muy alto, de silencio a todo el trabajo realizado. Pero así es como lo concibo…

Cierto que no todos los saberes para mí, tienen el mismo grado de veracidad y de verdad y de fiabilidad y de demostración.

  1. Toda la obra Cuadernos, puede decirse que es una enorme, al menos en cantidad, novela-ensayo o ensayo-novela. Toda la parte escrita, combinación de todos los géneros literarios y filosóficos y estéticos.

Toda la parte plástica, dibujos, pinturas, libros de artista, conforman un gran mural-pintura.

Ambas dimensiones entre sí, forman y conforman, una unidad de significante-significado, es como una gran catedral-rascacielos, una obra total y una obra de arte total.

Puede ser que este concepto no interese o no guste o no sea admitido. Quizás sea demasiado innovador, aunque ya llevamos con el concepto de obra de arte total un siglo. Pero quizás, una cosa es decirlo como posibilidad, y otra, es que alguien ofrezca una obra, que ya en sí, constituye una obra total… ¿Y por tanto, todas las posiciones mentales no puedan asumirla?

  1. No es la cuestión de realizar o construir una obra, literario-filosófica y estética-plástica muy extensa. Solo extensión por extensión…, que ya en sí sería un valor, porque un palacio es lo mismo que una casa, pero una casa tiene cinco habitaciones, y un palacio veinte o cien… Sino que es el intento de hacer una obra o construir una obra, con un único título y un único autor, para entrar en ella, una gran parte de la realidad. De la realidad mental humana, de la realidad no mental humana. Una gran parte de los tres mundos que diría Popper.

Si se valora un rascacielos por la altura, y no solo por la forma. No entendemos por qué no se puede valorar una obra cultural artística-estética-literaria-filosófica, una obra escrita y pintada, por su tamaño y extensión.

  1. Esta obra Cuadernos, en su totalidad, es decir, en su dimensión escrita y en su dimensión plástica, es una obra que intenta como un gran bosque del Amazonas o una gran montaña, jamás sea totalmente asimilada por ningún individuo. Es decir, es algo orgánico, que está siempre creciendo. Al menos, hasta que el autor exista y continúe haciendo…

Y de ese modo, si hay un lector o contemplador que se inserta en esta obra. Jamás termine de leer o de contemplar esta obra. Porque esta obra como un bosque es más que un ser humano. Ya en sí, si se conservasen las docenas de miles de dibujos y pinturas que la forman y conforman, y las miles de páginas escritas. Solo con lo existente o con lo que se ha hecho. Nadie podría leerla o contemplarla, en menos de diez años…Tardaría diez años, si cada día leyese dos o tres páginas, y si viese una o dos pinturas, aunque fuesen fotografías de pinturas…, y, dos o tres fotografías artísticas y documentales…

  1. Cuando pienso cuarenta y cuatro mil páginas y pico… y a nadie interesar me digo a mi mismo que pasa en mi sociedad y en mi país… me digo, incluso admitiendo que esta obra no tenga suficiente calidad e innovación, ni creatividad, ni ingenio… Me pregunto algo muy profundo en mi sociedad no funciona bien. En los órganos públicos y privados de la cultura y de la educación, pero también en la sociedad y en el Estado en general…

Jamás pensé yo, que si alguien hacia una obra así, con ese parámetro, es decir, con ese número de páginas, el resto de la sociedad y sus instituciones dedicadas a esos temas, no le harían ningún caso. Jamás pensaría si no me hubiese pasado a mí, que seto podría suceder. Incluso si esta obra sea la peor del mundo… Como me dicen si estuviese escrita en cualquier otro idioma, que no fuese el castellano, tendría un pequeño lugar, en su región, aunque sea en su región…

En fin, no entiendo, ni comprendo nada… Tato silencio, tanto no existir esta obra, ni trozos de ella, ni algunas partes, ni algunas disciplinas. No lo entiendo… No lo comprendo… Por muchas razones que busco, no encuentro alguna o algunas que tenga un mínimo de racionalidad. Incluso repito, incluso admitiendo que sea la peor obra de literatura-filosofía-pintura-arte de todos los tiempos y culturas y épocas. Incluso siendo así… creo que esta obra, merecería tener un pequeño lugar en la cultura española y en la cultura manchega. Que digo yo… Incluso admitiendo que sea mediocre… en la totalidad y en sus distintas disciplinas…

  1. He intentado que Cuadernos, en todas sus dimensiones y como totalidad, abarque una expresión total de lo real y de la realidad. Que exprese trozos de totalidades, de dentro del ser humano y de fuera del ser humano… de la naturaleza, de la sociedad, de la cultura-ideología, del ser humano, de las cuestiones metafísicas.
  2. Todo lo escrito se puede ver de diferentes modos o perspectivas o dimensiones, como un enorme ensayo o como una enorme novela. Entendiendo por ensayo o, y novela géneros que dentro de ellos se pueden insertar todos los demás géneros, pero no solo filosóficos, sino también literarios, incluso plásticos.

Comprendo que sea difícil aceptar dicha versión o dicha relación o dicha entidad conceptual y cultural. Pero así el autor o así ha querido llegar o desear llegar.

Pago un precio muy alto de incomprensión por parte de las elites y gestores de la cultura en mi región y en mi país y en mi sociedad…

Pero creo que se abren nuevas realidades culturales, nuevos mundos culturales al abordar el pensamiento, las ideas, la realidad de estos modos y de estas maneras…

  1. ¿Por qué esta obra que tiene una gran parte, literaria y filosófica, además de plástica…? ¿Por qué no tiene aceptación, ni por parte de especialistas, de público entendido o que consume estos productos, y desde luego menos por el público general…? ¿Por qué si se aceptan toda clase de obras y de estilos y de tendencias y de calidades, esta obra que tiene multitud de parámetros, de temas, de cuestiones, de lenguajes, de significados, de significantes… no es aceptada por el mundo cultural? ¿Y lo único que va a suceder es que se vaya destruyendo poco a poco, es más que en parte se haya destruido ya, en concreto la parte plástica…?

© jmm caminero

Se el primero en comentar en "“Sobre el ensayo-novela, I”"

Deja tu comentario