“Ideas para la libertad de pensamiento, V”

Por Jesús Millán Muñoz.

Sin libertad de pensamiento-expresión-publicación ningún ente o entidad puede avanzar de forma correcta, sea una persona individual, sea un colectivo-grupo, sea una sociedad o cultura o ideología o incluso el Estado…

  1. A mi modesto entender creo que el pensamiento y la forma de redacción debe cambiar o deben buscarse formas de expresión y redacción del pensamiento en cuestiones humanísticas, filosóficas, estéticas y afines, lo que no son ciencias, de un modo más perfecto, más integrador, más racional, para de ese modo avanzar en el avance y el progreso del conocimiento… buscar modos que no haya que leer un libro de trescientas páginas, para darse cuenta, que solo al final tres páginas son originales, con nuevos argumentos y nuevas razones. Ya en otras páginas y artículos he desarrollo un posible método derivado de la edad media del sic et non.
  2. Sin libertad de conciencia, sin libertad de pensamiento, sin libertad de expresión y de publicación ninguna sociedad puede evolucionar de forma racional y armónica, es más, sin esta libertad la humanidad o la especie se puede ver en una situación sin límite, frente al abismo. Y creo que es una afirmación no exagerada.
  3. Sin suficiente libertad de pensamiento-conciencia-expresión, ningún individuo-entidad-colectividad-sociedad-Estado puede avanzar de forma correcta y suficiente.

Es absolutamente necesario tener un suficiente grado de libertad de investigación y de expresión y de publicación para que una sociedad pueda ir resolviendo multitud de cuestiones y de problemas que surgen. Sin esa libertad suficiente, toda sociedad, acabará en situaciones que no será capaz de solventar y solucionar…

  1. No es moral, ni es lógico, ni racional, que determinadas sociedades y culturas e ideologías critiquen, a otras sociedades y culturas, por tal o cual actuación o concepción, pero después tomen de ellas, y hayan tomado multitud de aspectos, sobretodo tecnológicos y científicos.

Es un contrasentido y una paradoja y una falacia, que haya sociedades-culturas-ideologías que critiquen a otras, por determinados aspectos, pero que después tomen de ellas, multitud de tecnologías, conocimientos, saberes, etc.

  1. Aunque un pensador, un filósofo, un escritor, un artista, un científico social, un científico natural, un matemático se equivoquen en sus respectivos trabajos o investigaciones, es necesario dejarlos que se equivoquen, porque de ese modo, otros o él o ella misma pueden rectificar puntos de vista, y quizás, mañana o pasado mañana encontrar un mayor grado de verdad, una fórmula mejor, un concepto más verdadero, etc.

Pero si no se permite la libertad de pensamiento, no se permite los errores, entonces la sociedad no podrá avanzar lo suficiente. Se queda anquilosada. Con multitud de males añadidos, multitud de sufrimientos que no se pueden resolver.

  1. Una verdad o cien verdades o cien enunciados que vienen de siglos, admitidos desde hace siglos, incluso pensando que son revelaciones de Dios, deben ser analizados, con modestia, con mesura, con prudencia y con racionalidad por el saber humano actual.

O dicho de otro modo, los saberes actuales pueden y deben analizar los enunciados y conceptos aceptados por una sociedad-cultura-ideología-religión, aunque estos sean considerados verdaderos desde hace siglos.

Dios, de existir Dios, ha dado inteligencia y razón al ser humano, igual que manos y pies, e igual que tiene que utilizar la mano y los pies, tiene derecho a utilizar su cerebro, para examinar todas las realidades de la naturaleza, de la cultura, de la sociedad, de las ideas. Eso sí, haciéndolo con mesura, prudencia, racionalidad, moralidad.

Pero si un pensador o filósofo o escritor o artista llega a la convicción que tal idea o enunciado, aceptado durante siglos, es erróneo, o se debe modificar, debe la ideología imperante, respetar el parecer de los humanes, aunque se equivoquen, y no deben ser castigados, ni sancionados de ningún modo, ni de ninguna manera…

  1. Sin libertad de conciencia-pensamiento-expresión-publicación ninguna sociedad puede vivir-sobrevivir, y la especie humana se terminaría o extinguiría o pasaría por enormes sufrimientos. Es cierto que la libertad tiene que ser con un alto nivel de voluntad y de moralidad.
  2. El hombre sea libre, sea limitadamente libre, sea en mayor o menor grado, siente y necesita ser libre, al menos libre en su pensamiento y en su conciencia, y en su creación de palabras o gestos o sentimientos, siempre que sean legales y morales. El ser humano necesita la libertad, tanto o más que el pan-aire-agua-tierra-calor-vestido.
  3. El ser humano es una unidad entre libertad-amor. Es cierto, que estos son parámetros sintéticos de lo que somos o de lo que podemos ser. Pero de alguna forma, en la enorme limitación humana, en la enorme extensión-ilimitación humana, la libertad es esencial. Es cierto, que la historia muestra-demuestra hasta la saciedad, los abusos de  la libertad, individual o colectiva, pero el ser humano siente-necesita la libertad como algo esencial a él, tanto sea como individuo o como especie o como sociedad o como cultura.
  4. Nos perdemos en el volcán-laberinto-mar-galaxia de la libertad. No existe una libertad, sino docenas de tipos de libertad. Bueno es y sería, que cada ideología, secular o no secular, cada sociedad-cultura, examinase qué grado de libertad permite, en qué cantidad y en qué calidad, que examine seria y profundamente, qué libertades permiten de todas las existentes, y cuales les ponen trabas o limitaciones. Así de ese modo podríamos comparar, todos los sistemas-arquitecturas existentes, tanto reales como ideológicas, o combinados de ellas, el grado y cantidad de libertad. Dejo este guante para que los estudiosos-analistas-investigadores realicen este proyecto.

Twitter.com/jmmcaminero     © jmm caminero

Se el primero en comentar en "“Ideas para la libertad de pensamiento, V”"

Deja tu comentario