A mi gente de Pozo Izquierdo con el Coro Universal

Por Juan Santana.


Hola a todos. Comienzo por presentar a los amigos de la foto adjunta, comenzando por la izquieda, Jordi de Madrid, bajista, luego yo, después Andrés, guitarra y piano y Juan Morales, guitara y arreglista. Faltan más amigos, pero libraron este domingo día 11, un número especial, incluyendo mi fecha de cumpleaños en Julio. El día 9 de Marzo del año 2.017 desde Tenerife, arrancamos para Gran Canaria, a la playa de Pozo Izquierdo, porque mis ancestros están volando por esa zona, especialmente mi madrecita del alma querida, hermanos, amigos, conocidos y más que van sumando en el camino.

Gracias a las almas musicales la vida pasa felizmente si hay amor, pero deseo compartir este fin de semana con los protagonistas, porque siento obligación de soltar al mundo algo maravilloso titulado, “Coro Universal”. Juan Morales, es un enganchado a las notas musicales, sin olvidar a Jordi, Andrés Morales y a Burbo, que estamos metidos en el Proyecto “Left Well” (Pozo Izquierdo) hasta el mismo fondo y salir será imposible por estar a mitad del océano pacífico más que en el atlántico, porque pacífico viene de paciencia, palabra que odiaba de niño, pero los abuelos tenían razón al decir, paciencia mi niño.

Cuando amas un proyecto, una meta, un sueño o a una persona, tienes un espacio del tiempo convertido en egoísta total, porque ignoras inconscientemente a todos y al mundo en general, hipnotizado por aquello deseado. Este fin de semana fue maravilloso porque llevamos desde Octubre del año 2.016 con dicho proyecto y hemos llegado a tener esas tertulias calentitas con nervios por una simple nota musical estaba fuera de lugar, pero Jordi y Juan tenían razón, yo era el culpable por motivos de aire, pero la la música es matemáticas a la hora de organizar o arreglar de forma cómoda y segura y no encontrar enredos ni confusiones a la hora de actuar frente a un público. Les pedí disculpas por mi actitud chunga, aunque no hacía falta, somos amigos y punto pelota, pero tenemos más nombres en esta historia, como nuestras familias, parejas, hijos, trabajos y otros asuntos personales que sufren este trayecto donde sentimos el final, pero todavía no aparece en el horizonte, como cuando Cristóbal Colón iba América.

Estamos a mitad y es imposible volver atrás, pero esto tiene su encanto con emociones fuertísimas y deseos de llorar de felicidad, pero habrá que esperar el final, para comprender que la raíz de todos los éxitos o metas, está en trabajar sin prisa y sin pausa. Juan Morales me dice que vamos hacer algo grande, sin machangadas y surgió esta melodía el domingo del “Coro Universal” y la mujer de Juan Morales estuvo su tiempo escuchando con cara sorprendida, porque por ser profesional de la educación y cuando dijo, “Me gusta” y todos nos sentimos más felices.

No queremos hacer un trabajo musical para tocar y cantar solamente, porque deseamos llegar al planeta entero y parecerá una locura, pero nos da igual, no tenemos miedo, ¡Al contrario!, lo tenemo muy claro. Toca trabajar mucho, porque Juan Morales y todos tenemos una responsabilidad muy grande a la hora de encontrar el sonido que llevará a las masas del mundo tatareando los coros que parecen celestiales y sin embargo será el principio de un tema rockero que irá subiendo lentamente hasta volver locos haciendo volar a cualquiera. Luego está Jordi con el bajo, que mi madre siempre dice, “Ese chico me encanta, porque me parece tan serio” y Andrés mi primer maestro de guitarra en el año 1.970 y pico, cuando llegó al ensayo, estuvo sentado escuchando atentamente los coros, para seguir añadiendo voces y su cara fue tranquilizadora, porque volaba en el pasado y es que Andrés está un poco mosqueado con la música y justamente con la música no podemos enfadarnos, sino con algunos que han matado las formas.

Este coro demuestra las almas ancestrales metidas en nuestros cuerpos como decía Raimundo Amador, los músicos no tocan ni cantan, son las almas ancestrales. Cuando grabamos el coro, gracias al colaborador Arcadio con su cámara, tenemos que pensar que detrás de este proyecto están cientos de miles de personas, es decir, personas que inventaron los aparatos y las tecnologías para tener más fácil las posibilidades de llegar al mundo y por este motivo, siento la ignorancia sin ánimos de insultar, de las personas que desaprovechan estas grandes herramientas de trabajo, desde el micrófono, altavoces, el transporte que nos lleva hasta el punto de encuentro, las grabaciones que nos ayudan a ensayar cuando deseamos y el tiempo, especialmente el tiempo, el tesoro más valioso del ser humano, porque el tiempo pasa y jamás volverá. Gracias a todos por regalarme un poco de tiempo. Un abrazo

 

Se el primero en comentar en "A mi gente de Pozo Izquierdo con el Coro Universal"

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*