“Cuestiones psicosociopolíticas de alguien que está embobado”

Por Jesús Millán Muñoz.

Enunciados o frases o conceptos o máximas o adagios son todos similares, incluso las greguerías, son microtextos que intentan plantear cuestiones y soluciones, pero que están abiertas, que el lector, si desea o quiere o puede, debe ampliar, aumentar, perfeccionar y completar. No están terminadas, ni determinadas. Aquí vienen unas cuantas más. Agradezca de alguna manera, que alguien le haga plantearse cuestiones que quizás estén fuera de su interés, o con otros matices.

– ¿Quién de verdad dirigen los gobiernos no son los ministros, estos dan las tendencias generales, sino los directores generales, secretarios generales, subsecretarios, por tanto, si una ideología sociopolítica quiere tomar el poder, no de momento, pero si dentro de unos años, lo que tiene que situar a sus partidarios en esos puestos, para recabar conocimientos, experiencia, datos, documentos que después podrán utilizar de un modo o de otro, según les convenga?

¿La verdadera toma de poder, está en ocupar estos puestos y lugares y posiciones, así, si la función gubernamental, no da resultados positivos, se le achacará la responsabilidad a los titulares del Gobierno, Presidente de Gobierno, Ministros y partido o ideología que defienda esos ministerios, pero quienes tienen el poder son la escala inferior, que aprenderá, tendrá experiencia, sabrá moverse por los laberintos de los ministerios y del poder, de todos los grises y negruras y claridades del poder, para cuándo convenga, a los pocos años tomar la Bastilla del Poder o el Palacio de Invierno?

¿Ésta será la gran estrategia? ¿Porque con los datos y conocimientos se podrá tapar muchas bocas, y dirigir a la sociedad hacia dónde se quiera, si quien tiene esos papeles, no es moderado, porque si es moderado los papeles los conocerá, pero los dejará dormir, pero si no lo es, los utilizará si le conviene? ¿Y le convendrá para ocupar el Poder Máximo cuándo le convenga…?

– ¿Hoy la toma del palacio de invierno, o la toma de la bastilla o el pronunciamiento al estilo de Riego, o los golpes de Estado al estilo del siglo veinte no son necesarios, sino que hoy se toma el poder, se puede tomar el poder, incluso por ideologías radicales, radicales, tanto de corte constitucional o de corte ideológico, con una mezcla de cartas e instrumentos, utilizando la manipulación, utilizando los datos y documentación de personas o grupos que convenga, con el ariete de la corrupción, sea ésta real o menos real…?

¿De tal modo, que con la combinación de estos modos y métodos e instrumentos, además de una crisis social y económica, o la bajada del estado del bienestar, y con la enorme envidia de percibir, que unos sectores de la sociedad viven mejor que tú, o crees que viven mejor, se puede formar un cóctel que puede llevar a una sociedad o a un Estado a cualquier lugar…? ¿Se puede dividir ese Estado en varios Estados, o llevarlo hacia posiciones ideológicas no moderadas, sean del espectro de los liberales o de la socialdemocracia, sino llevarlos a posiciones ideológicas, no moderadas de otras ideologías…?

– ¿Una torre se pueden poner de acuerdo diferentes ideologías para destruirla, pero después para construir otra nueva torre es más difícil, que diferentes grupos o colectivos o ideologías, con diferentes intereses se pongan de acuerdo? ¿Porque destruir es más fácil que construir…?

– ¿Siempre se ha hablado de los siete errores morales graves, en taxonomía tradicional, los siete pecados capitales, pero siempre analizando o aplicados a personas individuales, pocas veces, se ha hecho lo mismo, aplicado a sociedades o a culturas o a grupos o a ideologías, y desde luego pocas veces, intentando qué sucedería si los dirigentes máximos de una sociedad o cultura o ideología o poder sociopolítico o económico, con enormes responsabilidades, caen o cayesen en la lujuria, o en la avaricia, o en la gula o en la ambición sin límites…? ¿Qué consecuencias tendría para esas personas, qué consecuencias para ellos mismos, para los colectivos o entidades que rigen o gestionan…? ¿Porque un lujurioso que consecuencias tiene para él y para su familia, pero un lujurioso que es propietario de una multinacional, y si es jefe de gobierno…? ¿Pero existen siete pecados capitales… y combinaciones de ellos…?

– ¿Al anular la moral y la ética, como se está haciendo desde hace dos siglos, del corazón de los seres humanos, por un lado aspirar a instituciones sociales y jurídicas más morales, pero por otro lado, predicando morales más livianas para los seres humanos, en nombre de la autonomía, libertad, tolerancia, y otros grandes valores, estamos haciendo a los humanos más dependientes de errores morales graves, o dicho de otro modo, sin darnos cuenta o dándonos cuenta, es más fácil que caigan en un error moral grave o en otro? ¿Y así, nos encontramos en la sociedad, raro es el individuo que no ha caído en la avaricia, en la ira-cólera, en la embriaguez del éxito, en  la lujuria, en la envidia, en todas las formas combinadas de estos errores, no en todos, cada uno en el que está más propenso por circunstancias o naturaleza o ideología o ambiente…?

– ¿Ellos, pelean por nuestras cabezas y nuestras conciencias, esa es la gran lucha y la gran batalla, porque cuándo la obtienen, o la tienen o la poseen, ya pueden tener todo, todo el poder social y el poder político y el poder económico y el poder cultural y el poder metafísico…? ¿la gran pelea es la conciencia y la consciencia, el alma humana, lo demás, sean ideologías o banderas o identidades o docenas de conceptos o prácticas son solo instrumentos o medios…?

¿Ellos tienen hambre de nuestras almas, y de ese modo obtienen nuestras mentes y cuerpos, nuestras sociedades, nuestras culturas, nuestras economías, nuestras religiosidades y espiritualidades, nuestras metafísicas, obtienen todo o casi todo, y solo tienen que obtener de un colectivo, de un tanto por ciento significativo, no de toda la sociedad, sino de una cantidad de individuos, de una proporción demográfica…?

Convéncete, se tarda mucho en entender la partida y la razón de la partida, no es la finalidad conseguir la victoria sobre la sociedad, la economía, la política, y todos los demás parámetros, sino por nuestras almas, porque obteniendo nuestras almas, obtienen todo lo anterior y mucho más…, e incluso pasan a la historia o creen pasar con letras de otro…? ¿Las banderas cambian, las ideologías también, pero todos están en la misma lucha y dialéctica y batalla combaten para conseguir nuestras almas, desde la prehistoria hasta ahora…?

http://twitter.com/jmmcaminero                    © jmm caminero

Se el primero en comentar en "“Cuestiones psicosociopolíticas de alguien que está embobado”"

Deja tu comentario