Carta sorpresa, para Nando, de Golifiando

Nando de Golifiando.

Por Juan Santana.

Hola Nando, ¿A qué te cogí despistado?, ¡Pues si!, era mi intención hacerlo, porque así aprovechamos más los sentimientos, sin jugar con ellos, porque te considero un buen amigo, hermano y hemos compartido grandes momentos de tertulias reflexionando sobre nuestras formas de ver la vida, además hemos grabado programas de televisión, tonterías en las redes sociales y las que nos quedan. Pero esta carta, lleva una misión muy importante, porque eres un hombre luchador, trabajador, padre de familia, tienes una mujer que amas y todos sufren soledad en silencio en momentos dedicados al mundo conectado con gran parte de la sociedad.

Trabajas en una empresa responsable de transportar o llevar personas de aquí para allá y eres serio, porque deseas que todos sean felices cuando vamos contigo, sentados cómodamente y de vez en cuando miras por el espejo retrovisor para ver sus caras, si están preocupados o están felices. Además, la mayoría de tiempo de tus días libres, lo regala a una cadena de televisión, haciendo un programa, intentando ser máximamente profesional por encima de todo y buena persona.

Estoy sobrado de experiencias en este mundo de la fanfarria y es muy difícil trabajar con un buen equipo y más cuando no estás encima de quiénes tienen otras responsabilidades conectadas con las tuyas, porque si hubiera más tiempo, podrías estar encima de personas relacionadas con tus proyectos y ayudarles, pero la vida es así de complicada, especialmente en el mundo de la comunicación, donde obligatoriamente tendríamos que ser casi perfectos, porque nos están mirando o vigilando con lupas, todos los movimientos y las expresiones. La forma de hablar, caminar, actuar, montajes, tiempos y un sin fin de asuntos, porque este mundo competitivo, es como una carrera de fórmula 1 y todos quieren ir delante en cuestión de audiencias o lectores, pero todavía empeoran los proyectos, cuando dentro del mismo equipo de trabajo (hablamos de cualquier proyecto) algunos creen que son los mejores, los salvadores y están totalmente equivocados, porque cada uno está en su sitio y todos somos iguales.

No estamos obligados a ser los más leídos o más vistos, aunque obviamente en nuestros interiores todos deseamos triunfar, pero, “estamos obligados a ser serios y responsables”, educados, formales, puntualidad, profesionales, respetuosos y como decía mi padre, en la vida hay que organizarse. Imagina que los dos últimos video clip de Sin Fundamento, fueron grabados y realizados por amigos míos y yo y aún así, la discográfica pretendía que buscara conciertos, pero solamente busqué uno en Fuerteventura, con la sana intención de pasarnos un fin de semana celebrando el trabajo y vacilando un rato, pero aún así, el manager quería quedarse con más dinero y pagar cuando quisiera, ¡Y con el dinero en mano!. Con esto quiero decirte, que primero tú y después tú, rodeado de buena gente que comprenda y sienta donde está, donde quiere llegar, sin olvidar que son millones de personas los que verán tus trabajos y puntuarán.

Cada día somos más exigentes a la hora de regalar nuestro tiempo a la caja tonta, porque tenemos miles de programas luchando por las audiencias y lógicamente las empresas publicitan en los canales más vistos o escuchados y es lógico, porque tontos quedan muy pocos. Eres testigo de querer grabar mi último disco en el sur de Tenerife y desde que comenzamos, cuando no era un excusa, inventaban otra, pero olvidaron que nadie es imprescindible y arranqué a Las Palmas, logrando acabar una promesa, un sueño, un proyecto y muchos podrían compartir el orgullo de realizar un gran trabajo y estoy totalmente convencido de que en sus interiores sufren el arrepentimiento, pero es tarde y es imposible dar marcha atrás.

El resumen de esta carta Nando, es para que tengas mucha paciencia en el mundo del espectáculo y tienes experiencias de cuando bailabas con tu hermana y las garrapatas chupaban sangre que daba gusto verlos. Estoy seguro que muchos lectores estarán sintiéndose identificados con esta carta dedicada a ti y gracias a todos, por regalar un poco de tiempo leyendo, porque el tiempo, es el tesoro más valioso del ser humano, el tiempo pasa y jamás volverá. Un saludo a todos.

3 Commentarios en "Carta sorpresa, para Nando, de Golifiando"

  1. Joder hermano hoy he tenido un día muy difícil y me has hecho llorar, con amor.
    Se juntan muchas cosas en un sólo día y parece que disparan de todos lados y a la vez.
    Pero finalmente el día pasó y como tu dices, hay que levantarse mañana con todo lo aprendido y a por el objetivo.
    Sorpréndeme cuando quieras amigo mío porque con nuestras imperfecciones y fallos harán un libro pero nosotros haremos un camino.
    Gracias por tocarme el corazón.
    Abrazote hermano.

Deja tu comentario