Aparcamientos en El Fraile, trozo de tortilla y la jeringuilla

Por Juan Santana.

Resulta que mi amigo Norberto Calero, desde las 8:30 de la mañana envía un messinger para decirme que harían tortilla para tres, pero si llevo una cerveza de litro y cuatro panes, reparte conmigo, es decir, cuatro partes iguales de tortilla española muy sabrosa. Los tontos, siempre nos portamos bien y decido llevar tres cervezas de un litro, pero dije que mi parte la llevo a casa, porque acababa de jincarme una taza de leche con gofio trigo y cola cao, buenísimo. La primera bronca para Norberto, fue de su compañero Jóse, porque comenzó a comer sin esperar, pero la segunda bronca fue la mía, porque cuando llego a casa, descubro que falta buena parte, porque el triángulo, no está bien medido a partes iguales.

Comienza la bronca vía messinger, dejando constancia en la carta de que somos buenos amigos y es una relación de Amor Total y Respeto, pero la bronca está ahí. Tuve que irme a currar y al siguiente día desde las nueve y media de la mañana, estoy en la puerta de su empresa, mirándonos a los ojos y hablamos del tema del gran trozo de tortilla mamado por la cara. Sin embargo, ocurre algo inesperado y es que desde la esquina estando fuera del taller, observamos a un joven con su botella de agua pequeña, esperando a un camello y estaba muy nervioso, porque dicho camello tarda mucho en llegar para traer su jandenaguer y la impuntualidad es falta de respeto. Este dolor por el tema de la tortilla pasa a un segundo plano, porque la impuntualidad del camello es una falta de respeto muy grande, ¡Por favor!, ¿Cómo es posible que tengan que esperar tanto por la dosis?. Si fuera por el seguro, sería comprensible, pero particular, deberían ser más rápidos los vendedores a exteriores de domicilio.

Una vez llega el vendedor, se meten en medio de dos coches, pensando que nadie los está viendo, pero están viéndolo desde las ventanas, puertas, desde el Cielo y el infierno. Luego el enfermo corre pa´rriba enseguida, a meterse el chute en el salón sin terminar que está en la calle Taburiente, que hace unos días este periódico publicaba una denuncia por este asunto. Hablando de la calle Miguel Calcerrada, que está cerca de Taburiente, ¿El Ayuntamiento podría estudiar la forma de aplanar el solar y utilizarlo como gran aparcamiento?. Digo esto, porque el tema de la tortilla y de la jeringuilla, son secundarios. Además los que tienen perros, irían más lejos para que cagaran. Estimado lector, gracias por regalar un poco de tiempo leyendo ironías con verdades como puños, el tiempo es el tesoro más valioso del ser humano, pasa y jamás volverá.

1 Commentario en "Aparcamientos en El Fraile, trozo de tortilla y la jeringuilla"

  1. TIENE RAZON DON JUAN , SERA MEJOR UN APARCAMIENTO PARA COCHES, COMO SE HA DICHO ESTOS DIAS PASADOS EN RADIO RUMBEROS, EN MI PROGRAMA.SALUDOS FRAN CORREA.

Deja tu comentario

Tu dirección email no será publicada.


*